Que hacer

Octubre del terror: Las mejores películas de horror en Netflix

Imagen principal

Por Ignacio De La Maza

Podemos concordar que octubre es para ver películas de terror. O sea, si no somos capaces de encontrarnos en ese mínimo común, no sé qué esperanza hay de construir un futuro mejor. En fin, asumamos que sí estamos de acuerdo, que este mes es para asustarse, no solo como una forma de entretenimiento sino que como un mecanismo para exorcizar los horrores concretos que nos rodean. O quizás sí solo como entretenimiento, qué se yo.

Para hacer la tarea más fácil, hemos seleccionado un listado con las mejores películas de terror que pudimos encontrar en Netflix (listas sobre los otros servicios de streaming vendrán en los próximos días). Intentamos elegir títulos para todos los gustos (y con lo que había, el catálogo está realmente irregular este año), pero si no te sientes representado, siéntete libre de sugerirnos algo más.

Para los que quieren ver un clásico: ‘Halloween’ (1977)

Hay una razón por la que seguimos hablando de ‘Halloween’ pese a casi 45 años de secuelas mediocres: La original de John Carpenter sigue siendo una clase de cine de terror económico, eficiente y maligno. Antes de que cineastas menos visionarios terminaran por trillar al personaje de Michael Myers, Carpenter lo ideó como una encarnación del mal mismo, de la muerte en persona: Un asesino enmascarado sin razón de ser, sin historia de origen, sin explicación ni motivación. Solo se escapa del manicomio, llega a su pueblo natal en la noche de Halloween, y comienza a matar. Carpenter ubica su cámara pacientemente, dejándonos sumergidos en la tensión de Myers acosando a una joven Jaime Lee Curtis antes de hacer correr la sangre. Cuando por fin comienza la masacre, no es glorificada ni estilizada, solo brutal en su simpleza. Ningún intento por replicar la magia oscura de esta cinta ha tenido el mismo nivel de éxito.

Para los que están en modo coreano: ‘El Huesped’ (2006)

Cualquiera que haya visto ‘Parásitos’ sabrá que el cine del coreano Bong Joon-ho es difícil de clasificar, y esta es quizás su película que más resiste etiquetas. Por un lado, es una clásica cinta de monstruo: Una gigantesca bestia que emerge desde las profundidades del río Han en Seúl y comienza a aterrorizar a la población. Por otro, es también un sinfín de otras cosas: Un melodrama familiar, un thriller político, una crítica ambientalista, una comedia muy, pero muy negra, una sátira antiimperialista. ‘El Huesped’ maneja todas estas ideas y tonos con el comando de un maestro del cine, y dio pie a que Bong se convirtiera en una celebridad internacional. Es una gran, gran película.

Para los góticos y románticos: ‘La Cumbre Escarlata’ (2015)

La ventaja de ver una película del mexicano Guillermo Del Toro es que inclusos sus esfuerzos menos exitosos son un lujo de ver. Tu paciencia para ‘La Cumbre Escarlata’ dependerá de tu gusto por la ficción gótica, el melodrama y la refinadísima puesta en escena de Del Toro. Una joven autora se enamora perdidamente de un noble británico, pero su relación se ve complicada por la presencia de su perversa hermana, la advertencia de numerosos fantasmas, una serie de crímenes sanguinarios y la mudanza a la siniestra mansión titular. Una vez más: No es para todos los gustos, pero Del Toro tiene claramente un cariño por la literatura victoriana y los romances góticos, y los plasma sin disculpas aquí. El diseño de los monstruos, los vestuarios y la atmósfera son, como siempre, el gran triunfo.

Para los que quieren estar realmente tensos: ‘No Respires’ (2016)

Olviden la secuela terrible que llegó a los cines chilenos hace algunas semanas: ‘No Respires’ es una historia que funciona por sí sola, y quizás había que dejarla así. El uruguayo Fede Álvarez dota de una eficacia digna de John Carpenter a este tenso thriller, que sigue a un grupo de jóvenes con la pésima idea de robar la fortuna de un veterano ciego mientras él duerme. Y claro, el anciano demuestra ser el verdadero monstruo de la película, una bestia trágica pero imparable que esconde un oscuro secreto y que no pretende dejar salir a los asaltantes con vida. Álvarez juega con el sonido para hacer de cada secuencia un ejercicio en suspenso (al ciego lo alertan los ruidos, por lo que el truco es no moverse… ni respirar). De a poco ‘No Respires’ revela mayor profundidad de la que su trama inicialmente sugiere, pero eso tendrán que verlo por ustedes mismos.

Para los que quieren algo corto y contingente: ‘Host’ (2020)

Era más o menos inevitable que alguien intentara hacer una película de ‘terror pandémico’ apenas el COVID-19 apareció en nuestras vidas. Al menos ‘Host’ no es SOBRE la pandemia, pero sí aprovecha el contexto para construir un relato corto y macabro: Un grupo de amigos se junta por Zoom con el objetivo de participar de una sesión de espiritismo virtual, como una forma de aplacar su aburrimiento en cuarentena. Por supuesto que todo sale muy, pero muy mal. ‘Host’ dura menos de una hora, y no es particularmente sorpresiva, pero tiene un par de trucos bajo su manga y se pasa rápido ¿Se puede pedir más?

Último programa