Que hacer

Para estos días negros: Las series más optimistas que encuentras en streaming

Imagen principal

Por Ignacio De La Maza

No hay mucho que explicar: Llevamos demasiados meses en pandemia, algunos seguimos en cuarentena, el presente y el futuro son inciertos y ADEMÁS comenzaron a sentirse los días más fríos y nublados del año. Ya hemos tenido suficiente negatividad por un buen rato. Al menos la tele nos ofrece algunas series que desafían el paradigma oscuro actual con optimismo (¿y fe?). He aquí algunas para sacarte una sonrisa en estos tiempos difíciles:

Ted Lasso (Apple TV)

Apple TV ha tenido problemas para captar la atención de la misma manera que sus competidores cercanos, pero la existencia de este servicio se justifica por ‘Ted Lasso’. No solo una serie optimista, sino una que hace de su optimismo un acto de radicalidad desafiante, ‘Ted Lasso’ sigue al personaje titular, un perdido pero encantador entrenador de fútbol americano (Jason Sudeikis, maestro), quien es contratado por un equipo de fútbol NO americano en la Premier League británica. La premisa es escandalosa y ridícula, pero rápidamente ‘Ted Lasso’ se gana tu corazón con una gentileza atípica para producciones ambientadas en Inglaterra. Un rayo de luz en medio de un mundo oscuro.

The Good Place (Netflix)

El acto de balance de ‘The Good Place’ es casi magia: Una alegre serie sobre morir. Bueno, realmente es lo que pasa después de la muerte, enfocándose en un grupo de personas que llegan al ‘Más Allá’ solo para darse cuenta que no fueron realmente buenos tipos en vida. Con más giros que ‘Lost’, es difícil hablar de ‘The Good Place’ sin el riesgo de caer en territorio de spoilers, pero basta con decir que es una mirada tan dolorosamente positiva al acto de ‘ser mejor’ que al final te tendrá sonriendo y llorando al mismo tiempo. Háganse esa.

Parks & Recreation (Amazon Prime)

¿Se acuerdan cuando se podían hacer series sobre el funcionamiento del gobierno local y plantearlo como algo decente? ‘Parks & Recreation’ no solo tiene absoluta confianza en que servidores públicos organizados pueden cambiar el mundo para mejor, sino que te lo vende hasta que no te quedan dudas. Las desventuras en el ayuntamiento del ficticio poblado de Pawnee, Indiana, nos regaló por siete temporadas a personajes entrañables mientras descubrían como usar la política para armar verdadera comunidad. Ayuda que su humor haya sido rápido y afable y que su reparto haya estado perfectamente aceitado.

Jane The Virgin (Netflix)

‘Jane The Virgin’ tenía todo para ser un desastre: Un remake estadounidense de una teleserie venezolana que pretendía burlar de las convenciones extremas del formato telenovela. Lo que pasa es que finalmente es todo lo contrario: Esta historia sobre una joven virgen de Miami que es inseminada accidentalmente es una celebración de cómo los latinos construimos narrativas, mostrando genuino afecto por los giros dramáticos y tramas exageradas que son tan propios de nuestra cultura. Y al final del día, como buena teleserie, prima el amor.

Schitt’s Creek (Paramount+)

La serie de comedia más premiada que nadie ha visto, ‘Schitt’s Creek’ comienza casi como una variación de ‘Arrested Development’: Una familia acaudalada lo pierde todo y debe mudarse al pueblo de porquería que compraron alguna vez como una especie de broma. Sin embargo, eventualmente revela un corazón palpitante, ofreciéndole a sus personajes una oportunidad de ser mejores y enmendar los pecados del pasado. También es muy, pero muy chistosa, y tiene uno de los elencos más redondos que se hayan visto en la TV durante el último tiempo.

Último programa