Que hacer

Desde Twin Peaks a Schitt’s Creek: Las series que solo puedes ver en Paramount+

Una revisión a los clásicos televisivos de ayer y hoy que se esconden en el nuevo servicio de streaming.

Imagen principal

La llegada de Paramount+ (o Paramount Plus, o Paramount Más, como quieran decirle) a Chile viene a abarrotar una ya corpulenta oferta de servicios de streaming en nuestro país. Atrás están los días en donde solo Netflix era el único nombre reconocible a la hora de ver películas On Demand (con Amazon Prime como su desordenado hermano menor): Plataformas como Disney+, Apple TV, HBO Go e incluso aquellas más especializadas como Mubi (sin olvidar las variantes locales, como OndaMedia) ya se encuentran consolidadas por estas partes del globo, lo que inevitablemente obliga a los usuarios a tener que decidir en qué bibliotecas de películas invertirá su preciado dinero.

Por eso mismo entra la pregunta ¿Por qué debería tener Paramount+? Bueno, eso dependerá de cada uno, pero si nos vamos a basar en catálogo, el servicio de streaming del histórico estudio fílmico llega con varias sorpresas que hacen valer al menos la consideración de contratarlo o no (tiene un período de prueba de 7 días desde tu primera inscripción).

Sin más preámbulos, he aquí las series más notables que puedes ver en Paramount+:

Twin Peaks

Puede que sea Netflix quien tiene los derechos de la tercera temporada de Twin Peaks, pero Paramount+ llega con los 2 primeros clásicos ciclos de a comienzos de los 90s. Y vaya qué sorpresa es ver (o re-ver) Twin Peaks en el 2021: La serie de David Lynch y Mark Frost se siente tan especial, excéntrica y siniestra como en los 90s, cuando su peculiar balance entre estética de teleserie, personajes extraños (Dale Cooper sigue siendo el agente del FBI más entrañable de la ficción) y oscura perversión la hicieron un clásico de culto. Hay varios que, incluso conversos con la tercera (y fantástica) temporada en Netflix, no se han repetido la original en décadas. Bueno, ahora es el momento.

Schitt’s Creek

Schitt’s Creek fue durante la última década uno de los secretos mejor guardados de la comedia televisiva: Una sitcom canadiense con un humor mordaz y un corazón palpitante, que parecía ser adorada de forma casi religiosa por su (pequeño) puñado de espectadores. Sin embargo, su aplanador triunfo en los Emmys 2020 y Golden Globes 2021 (con su temporada final, ni más ni menos) solo vino a masificar el nombre de una de las mejores series y menos reconocidas series de la última década.  Hay más en Schitt’s Creek que lo que su primer ciclo sugiere: Creada por Dan Levy y su padre, el legendario Eugene Levy (quienes además protagonizan), la historia de una familia acaudalada que lo pierde todo y termina viviendo en el malvenido pueblo titular solo se vuelve más hilarante y más profunda a medida que avanza, encontrando compasión para sus aparentemente superficiales personajes.

The Handmaid’s Tale

¿Se acuerdan cuando todos los piratas cantaban las glorias sobre The Handmaid’s Tale y el resto de los mortales no tenía dónde verla? Bueno, esos días quedaron atrás. La popular adaptación de la novela de Margaret Atwood (aunque el libro solo cubre los eventos de la primera temporada) se encuentra en su totalidad en Paramount+, democratizando el acceso a la historia de un futuro distópico en donde las mujeres solo sirven como aparato reproductor bajo el yugo de un gobierno dictatorial. Cabe destacar que tras el casi perfecto primer ciclo, The Handmaid’s Tale se vuelve algo más repetitiva y predecible, pero eso no quita que su visión sea una de las más eléctricas en la TV moderna.

Killing Eve

Al igual que The Handmaid’s Tale, la reputación de Killing Eve se sostiene principalmente en base a su redonda primera temporada, con los ciclos posteriores entregando resultados a la baja. Sin embargo ¡Vaya primera temporada! Escrita por la genial Phoebe Waller-Bridge (creadora/protagonista de la esencial Fleabag), Killing Eve sigue a una determinada agente de la Inteligencia Británica (Sandra Oh, quien saca a lucir su subvalorado timing cómico) en su búsqueda por detener a una psicopática pero carismática asesina (Jodie Comer), con quien termina entablando una tensa relación. Llena del humor más negro posible, el acto de balance tonal de Killing Eve es una de sus mayores sorpresas, y si bien le ha costado recapturar la energía eléctrica de sus primeros episodios, sigue demostrando ingenio.

Hey, Arnold!

Habrás escuchado que Paramount+ llega con todo el catálogo clásico del canal infantil Nickelodeon. Bueno… Eso no es del todo cierto. Si bien hay varias producciones de Nick disponibles, como Rugrats y MÚLTIPLES variantes de las Pistas de Blue (pistas de Blueee, pistas de Blueeee), faltan algunos de los títulos más reconocidos de la parrilla histórica del canal para niños, como La Vida Moderna de Rocko, CatDog, Rocket Power y Los Castores Cascarrabias. Al menos sí está Hey, Arnold!, quizás la serie más emocionalmente honesta de nuestra infancia. Repetírsela te agranda el corazón, es un hecho científico.

Último programa