Noticias

Roberto Celedón recordó a Allende y a víctimas de la dictadura: “En nombre de ellos hacemos este trabajo para la nueva Constitución”

Imagen principal

El convencional Roberto Celedón, coordinador de la Comisión de Derechos Humanos de la Convención Constitucional, intervino con un sentido discurso durante la sesión de este viernes.

Contando con 15 minutos para finalizar la exposición de su comisión, el constituyente no sólo comentó algunas de las propuestas que tienen, sino que también hizo un homenaje a Salvador Allende y a todas las víctimas de la dictadura militar, en vísperas de un nuevo aniversario del golpe. 

Inició su intervención hablando sobre la petición del levantamiento del secreto del informe Valech. Expresó que “el levantamiento del secreto no otorga acceso público a las fichas personales cuyas reservas están amparadas bajo la Ley 19.628 de 1999, porque son datos personales y solo se puede levantar con la autorización de cada cual”.

Explicó también distintas situaciones que escucharon como Comisión, sus definiciones sobre la crisis climática y cómo se ven afectados los Derechos Humanos en esos casos. A medida que avanzaba en su intervención, constituyentes de diversas bancadas se posicionaron tras de él con fotos de detenidos desaparecidos.

“Nos interesa que la comisión, el tema de los Derechos Humanos, traspase el espíritu y la normativa de ella desde el primer artículo hasta el último articulo de la futura Constitución“, enfatizó. “Conocer la verdad de ocurrido constituye un derecho irrenunciable de todas las personas, con miras a garantizar la no repetición”, añadió.

“Se propone también que los nombres de los perpetradores de las violaciones a los derechos humanos no se puedan utilizar para denominar ciudades, regimientos, memoriales“, explicó, haciendo énfasis en que “menos aún para lavar su memoria y obra. También expresó que “se propone que en todos los decretos y leyes que aparezca Augusto Pinochet no se le reconozca como presidente de la República sino que como dictador”.

Homenaje a Salvador Allende

Para mí no es indiferente este día, 10 de septiembre“, dijo, ya hacia el final, con tiempo prestado de otros convencionales porque el suyo ya se había acabado.

“Si el 10 de septiembre nos hubiésemos reunidos todos los que estábamos aquí y nos hubiesen dicho: mañana hay un golpe de Estado. Lo habríamos creído, porque era una posibilidad que tantos grupos incitaban. Pero qué iba a pasar en Chile, ninguno de nosotros podríamos haber podido describir lo que a partir del 11 septiembre se vivió“, señaló.

El presidente Allende, por quién no voté, y un partido del cuál nunca he militado, levantaron un lema, una posición, en plena unidad popular: no a la guerra civil. El presidente Allende depositó toda su confianza en la institucionalidad a que las Fuerzas Armadas cumplan con su juramento. Y no a la guerra civil significa que estamos hoy aquí. Quizás muchos no estarían”, relató.

En palabras de Celedón, Allende “prefirió perder el poder, sin llamar a nadie a revelarse, sino que la historia iba a permitir recuperar la democracia (…) Murió donde el pueblo lo puso, en La Moneda. Y cuando él levanta la política de no a la guerra civil, permitió que Chile no viviera una experiencia tan dolorosa como la guerra civil española”.

A ese hombre, a esas personas que sacrificaron su vida por este pueblo, es a quienes tenemos que recordar mañana y en nombre de ellas hacemos este trabajo para darle a Chile una nueva Constitución“, concluyó su emocionante discurso, entre aplausos de sus compañeros convencionales.

Puedes revisar el discurso completo de Roberto Celedón aquí:

Último programa