Noticias

Oposición se une en críticas a Pamela Jiles

Imagen principal

Pamela Jiles es una figura controversial en el mundo político. Su popularidad en las encuestas presidenciales la han puesto en el ojo público, pero sus frecuentes cambios de visión y su carácter deslenguado le han valido constantes críticas, incluso desde sus propios pares.

La más reciente polémica de Jiles se gatilló luego de que dirigiera insultos gráficos a miembros del Congreso. En medio de una conferencia, se refirió a Diego Schalper como ‘el diputado candado chino’, mientras que calificó de ‘segundón’ a Máximo Pávez, subsecretario general de la Presidencia.

Figuras de la oposición no tardaron en reacciona ante sus dichos. El también precandidato a la presidencia Gabriel Boric llamó al respeto entre políticos:

“Lo mínimo exigible para todo quien aspira a ser Presidente/a de la República es respetar al resto. A tus aliados pero también a tus adversarios. Y sobre todo al pueblo a quien te diriges. Si ese mínimo no se cumple no tiene sentido conversar, al menos para mí”.

Boric también respondió a cuestionamientos sobre el ‘circo’ del Congreso, pidiendo distinguir entre parlamentarios:

“Meter a todos a un mismo saco le facilita la pega a quienes buscan profundizar el desprestigio de la política y con ello de la democracia. Hay quienes nos hemos opuesto a la lógica de insultos y show permanente. Y lo seguiremos haciendo”.

Heraldo Muñoz, ex canciller y precandidato presidencial por el PPD, también criticó los dichos de Pamela Jiles. En la misma línea que Boric, Muñoz enfatizó que los presidenciables deben mantener cierto estándar:

“Ser candidata/o presidencial requiere entender una premisa básica: respetar a todos; quienes compartes tus ideas y quienes no. Criticar las políticas, con vigor sí. Pero los apodos denigrantes y ofensas personales no pueden tener lugar entre quienes pretenden la primera magistratura”.

Pamela Jiles sigue marcando bien en las encuestas. Últimos sondeos la empatan con otras figuras como Daniel Jadue, siendo solo superada por Joaquín Lavín. Sin embargo, crecen los cuestionamientos a su figura, criticándola por declaraciones populistas y ofensivas.

Último programa