Columnas

Serrat se despidió del público chileno en concierto con grandes éxitos y cercanía

El cantautor catalán de 78 años estuvo sobre el escenario más de dos horas con clásicos como “Mediterráneo”, “Cantares” y una emotiva versión de “Gracias a la vida”.

Por Piedad Vergara

 Joan Manuel Serrat dijo adiós a Chile. El pasado fin de semana, el cantautor catalán aterrizó en el Movistar Arena como parte de su gira de despedida “El vicio de cantar 1965-2022”. Con una clara complicidad con su público chileno, uno de los más grandes en la historia de la música en español empezó el sábado a eso de las 21.30 horas un show que duraría más de dos horas con un repaso de su amplio repertorio de canciones que los asistentes recibieron con gran entusiasmo.

Junto a 7 músicos en el escenario, Serrat interpretó clásicos como “Dale que dale”, “Tu nombre me sabe a hierba”, “No hago otra cosa que pensar en tí” y “Algo personal”. Entre canciones, el artista habló con el público y bromeó sobre su propio retiro de los escenarios, sacando aplausos y carcajadas. También entregó un potente mensaje sobre el cambio climático, criticando a los líderes mundiales antes de interpretar en catalán su canción “Pare”, “Padre” en castellano.

Al inicio del show, Serrat había asegurado: “Vine a despedirme de ustedes como corresponde”. Y lo cumplió. Con éxitos como “Mediterráneo” y “Cantares”, el público coreó las canciones y lo aplaudió de pie durante minutos. Y cerró con la canción que refleja lo que su concierto de despedida fue: una “Fiesta”. Un espectáculo que resultó ser impecable para despedir a uno de los más importantes artistas de habla hispana en los últimos 50 años.